¡ Dónde hay té, hay esperanza !

Buenas tardes, son la cinco y esto me recuerda que es la hora del té.

Me viene a la memoria la visita de una amiga que llegaba a las cinco en punto a tomar el té, hace tiempo de esto, pero siempre nos quedará como el estribillo de una canción la frase "a las cinco en punto, tomamos el té", esto es para Pochi por si alguna vez llega a sus manos este pensamiento.

No hay nada como beberse un buen té, en una linda tacita y con dulce companía. Sabías que el utensilio más relevante es la tetera?.

Las teteras altas son apropiadas para el té negro, mientras que las bajitas o achatadas lo son para los tes verdes. También es conveniente usar una tetera para cada tipo de té que consumamos, ya que las que están hechas de barro absorben el aroma del té; por eso mismo no hay que lavarlas con detergente, ni secarlas, sólo enjuagarlas con agua.

Para los más sibaritas hay que tener en cuenta :

la calidad de la tetera, las formas, la tapa que encaje perfectamente, la superficie que debe estar pulida y la boquilla y el asa  guardar una correcta proporción, para que el líquido se vierta limpiamente, sin que caiga chorreando por el exterior, ni tampoco gotear.

La tetera es considerada como un producto artístico y por eso al escogerla debe ser el resultado de una buena impresión, un buen impacto sobre nuestro ánimo y sino que se lo pregunten a mi amiga Betty, que no hay teteras que se le resistan, prueba de ello, visitar su cocina, jajaja.

El color debe estar en consonancia con el que nos ayude a relajar nuestro espíritu. El dibujo o una pequeña leyenda que nos evoque un pensamiento agradable... El tamaño dependerá de nuestras necesidades. Lo más importante es que la tetera nos represente bien, nos satisfaga en todos sus aspectos, en una palabra, que disfrutemos de su presencia.

Las teteras más usadas para apreciar el té, son de arcilla cocida, seguidas de las de porcelana y vidrio. También las hay de azúcar y mantequilla, estas lo llevan todo incluido, para mi gusto son las más completas.




Esta es la tetera que he elegido hoy para mi hora del té, mmmm... están buenísimas.


Y lo más importante del secreto de un buen té, es que siempre viene acompañado de una buena conversación.

Para terminar usaré una frase de Arthur Pinero "¡ Donde hay té, hay esperanza!".

y si te gustó podrías contarme ¿Cuál es tu galleta favorita, para la hora del té?

Gladys

3 comentarios:

betty dijo...

UMMMMM qué rico!!!!tu creatividad no tiene límites

Anónimo dijo...

muy buena presentación

Mariela Blan dijo...

Me encantó el relato de las teteras y me vino las ganas de que un dia de estos me preparas un té, ya que nunca nos hemos tomado un té!!
Y tus galletas mas que alucinantes.
Besitos Gladys.

 

Y esta soy yo

Y esta soy yo

¡Hola!

¡Hola!

Me llamo Gladys y quiero darte la bienvenida a este blog... un espacio en el que, al igual que una olla a presión, se cuecen a fuego lento todas aquellas cosas que me apasionan. Aquí podrás encontrar desde recetas de dulces creativos hasta ideas de decoración, restauración, pintura y las colecciones que diseño de bijutería.

Espero que esta olla creativa te sirva de inspiración. Escríbeme siempre que quieras a laollacreativadegladys@gmail.com. ¡Por cierto! También puedes encontrarme en mi página de facebook.

¡Muchas gracias por visitarme!

¿Conoces mi shop online?